“Looking the Aleph” EN ESPACIOS SINGULARES. Hotel Illa d´or

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=kn4OHrof-uc&w=853&h=480]

AGATHA CHRISTIE Y SU RELACIÓN CON MALLORCA. HOTEL ILLA D´OR.

En marzo de 1932, Agatha Christie llega a Mallorca. Es la última etapa de un largo viaje, que le había llevado por Luxor, El Cairo y Jerusalén. La popular escritora inglesa, había residido en Canarias en febrero de 1927, en la localidad de Puerto de la Cruz.

Su primera gran sorpresa al llegar a Palma fue contemplar la gran afluencia de turistas que había en la capital de la isla balear, que hacía imposible encontrar una sola habitación en los tres hoteles más conocidos. Como ella misma escribe en su novela Problema en Pollensa: “Todos, ingleses, americanos, iban a Mallorca en invierno. Todo estaba abarrotado. Dudaba de que pudiera encontrar sitio en ninguna parte, a no ser quizás en Formentor, donde los precios eran tan elevados que incluso los extranjeros vacilaban ante ellos”.

Finalmente, decide salir de dudas y trasladarse en taxi hasta la afamada playa del norte de Mallorca. Pero al pasar por el Port de Pollença queda fascinada por la vista que ofrece esta maravillosa bahía y como ella misma dice en lo que podría ser el mejor eslogan turístico que hay tenido nunca esta población: “Nunca llegaron a aquel centro de la plutocracia porque, después de pasar por las estrechas calles de Pollença, siguiendo la sinuosa línea de la costa, llegaron al Hotel Pin d´Or, un pequeño hotel situado a la orilla del mar, con una vista que en la neblina de aquella hermosa mañana tenía la exquisita vaguedad de una lámina japonesa€ comprendió en seguida que éste y sólo éste era el sitio que andaba buscando”.
A la autora británica, que ha vendido hasta la fecha cuatro mil millones de ejemplares de sus novelas en 103 idiomas, le debemos los ´pollencins´ el uso del término ´pine walk´ o paseo de los pinos para referirse a ese maravilloso recorrido peatonal, en el que los pinos tan bien descritos por el poeta Costa i Llobera se inclinan majestuosos como queriendo besar el mar. Más aún, la fascinación que estos pinos causaron en Agatha Christie le llevó quizás a crear un personaje detectivesco al que llamó Parker Pyne y que aparte del relato mallorquín, aparece sólo en otras dos historias: Parker Pyne investiga y Misterio en las regatas.

Durante su estancia en la bella localidad costera, Agatha disfruta dando un largo paseo desde el Hotel Illa d´Or hasta el Faro, deteniéndose a veces en el Hotel Mar i Cel, para tomarse un té y saludar a algún conocido. Ningún lugar mejor que ese para disfrutar de la bella puesta del sol. Por eso no es de extrañar que ambos hoteles, convertidos en Pino d´Or y Mariposa por razones literarias, sean tan importantes en el desarrollo de la trama de su relato mallorquín.

Probablemente, Agatha Christie volvió a alojarse en el hotel en 1935 y todavía hoy una de las actuales propietarias recuerda cómo su madre se refería a ella como “la escritora”. El caso es que, meses después, el relato apareció publicado en el número 539 del Strand Magazine de noviembre de 1935, con ilustraciones de Jack M. Faulks.


No hay constancia de que la escritora regresara a Mallorca después de la Guerra Civil. Lo que es cierto es que ella no hubiera podido ya hacer su añorado paseo por el Paseo de los Pinos, porque Ramón Franco Bahamonde, el hermano del dictador, consiguió que los terrenos entre el Hotel y el Faro fueran expropiados en 1937 para construir una Base Militar cuyos primeros inquilinos extranjeros nada gloriosos fueron la Legión Cóndor que bombardeó traidoramente Guernica. Al año siguiente, el propio Ramón Franco, que había sido capaz de llegar en un hidroavión hasta Buenos Aires, falleció en un extraño accidente al salir de la Base.

Hoy, 75 años después, sigue cortado al público el camino al Faro, habiéndose convertido la Base Militar en colonia vacacional de altos vuelos. Más aún, habiéndose retroexpropiado en 1974 la Fortalesa d´Albercutx, el Ejército del Aire todavía hoy impide el acceso náutico a la Platjola y a esos ocho metros junto al mar, que son de obligado dominio público, de acuerdo a la ley y que rodean a una propiedad privada, no militar. ¿Hasta cuándo?

285px-Agatha_Christie_as_a_child_No_1

+ INFO EN WIKI:

http://es.wikipedia.org/wiki/Agatha_Christie

 

Autorretrato “Looking the aleph” EN ESPACIOS SINGULARES, Casa de artista: Julián Manzanares

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Fq69VIkN0AM&w=560&h=315]

Enfrentar una de las piezas autorretrato  “Looking de Aleph” My eye B/N cuya imagen consiste en un ojo cerrado y oprimido en gran tensión, además de cierta lágrima sobre si mismo [Podéis verla al final del artículo]… Y colocarla en un ESPACIO tan SINGULAR como es la casa de un artista, en este caso Julian Manzanares, pretende ser un acto de reflexión en la confrontación de miradas.

Para ello, asumo desde un principio el pensamiento del filósofo alemán Martin Heidegger, “La manera en que se contempla de antemano la obra de arte, está dominada por la interpretación tradicional de todo ente. De lo que se trata, es de empezar a abrir los ojos y de ver que hay que pensar el ser de lo ente para que se aproximen más a nosotros el carácter de obra de la obra, el carácter de utensilio del utensilio y el carácter de cosa de la cosa. A este fin, primero tienen que caer las barreras de todo lo que se da por sobreentendido y se deben apartar los habituales conceptos aparentes. No hay por qué negar el carácter de cosa de la obra, pero puesto que forma parte del ser-obra de la obra, dicho carácter de cosa habrá de ser pensado a partir del carácter de obra. Si esto es así, el camino hacia la determinación de la realidad de cosa que tiene la obra no conducirá de la cosa a la obra, sino de la obra a la cosa. La obra de arte abre a su manera el ser de lo ente. Esta apertura, es decir, este des-encubrimiento, la verdad de lo ente, ocurren en la obra. En la obra de arte se ha puesto a la obra la verdad de lo ente. El arte es ese ponerse a la obra de la verdad.

La palabra τέχνη ( Arte) nombra más bien un modo de saber. Saber significa haber VISTO, en el sentido más amplio de VER, que quiere decir captar lo presente como tal. Según el pensamiento griego, la esencia del saber reside en la ἀλήθεια, [verdad] es decir, en el des-encubrimiento de lo ente. Ella es la que sostiene y guía toda relación con lo ente. Así pues, como saber experimentado de los griegos, la τέχνη  es una manera de traer delante lo ente, en la medida en que saca a lo presente como tal fuera del ocultamiento y lo conduce dentro del des-ocultamiento de su aspecto; τέχνη  nunca significa la actividad de un hacer.”

En las retinas bidireccionales de los dos artistas, se pretende el nacimiento de nuevas lecturas e injerir en las diferentes líneas de observación que podemos tener ante “el objeto”,  fundamentado, claro está, en el mundo que nos configura como identidades diferentes. El nuevo discurso que tal vez puede surgir, obliga de antemano a la muerte del autor, que como dice Barthes:  “Al morir el Autor, el Lector nace. El autor debe desaparecer también, porque no existe un lector absoluto, por ende, serán muchas las interpretaciones que se les darán a una obra el espectador, en este caso ambos artistas, se convierten en agentes re-constructores. En definitiva se plantea que un pieza es un entretejido de conocimientos que vienen de distintos tipos de culturas. “

Dejo en este espacio virtual, los dos símbolos de esta estancia de miradas, que pueden abrir el dialogo o discurso infinito en vosotros, aplicando la mirada interventiva del espectador y las múltiples interpretaciones de ideas discursivas que surjan.

10.- NO LUGAR. Casa de artista. Julian Manzanares
PIEZA: MI OJO I B/N . “Autorretrato, LOOKING THE ALEPH”. Código [ 1 /11]
AUTORA: Kharma Estrany. 2014
TÉCNICA: FOTOGRAFÍA SOBRE PAPEL WILLIAM TURNER.
MEDIDAS: 76X51cm.

My eye BN

 

 

 

Looking The Aleph EN ESPACIOS SINGULALES. IDENTIDAD/ALTERIDAD CULTURAL. Bodegas can vidalet. By Kharma Estrany

Looking the Aleph en el ESPACIO SINGULAR: Bodegas Can Vidalet. El ojo observa la interacción cultural de identidades: Arte, Música, gastronomía, enología… PASEN Y VEAN USTEDES MISMOS¡¡¡

Gracias Mónica¡¡¡

OJO NEGRO 1PIEZA: “OJO NEGRO I” SERIE: “Autorretrato, LOOKING THE ALEPH”. Código [ 7 /11]
AUTORA: Kharma Estrany. 2014
TÉCNICA: FOTOGRAFÍA SOBRE PAPEL WILLIAM TURNER.
MEDIDAS: 76X51cm.

60 Únicas reproducciones de esta pieza a la venta para el sorteo de la obra original en Bodega Can Vidalet.

BODEGA CAN VIDALET
Crta. Alcudia- Pollensa, Ma-2201, Km 4,85. 07460 Pollença Mallorca
Tel: +34 971 531 719
De Lunes a viernes de 09-13 y 14 a 18h.
www.canvidalet.com
Modeladora de espacio: Mónica

NOTA: [ Para los que no leen, el vídeo, está al final del artículo] 😉

REFLEXIÓN SOBRE LA IDENTIDAD/ALTERIDAD CULTURAL.

La identidad, no es una esencia innata dada, sino un proceso social de construcción. Todas las identidades personales están enraizadas en contextos colectivos culturalmente determinados. Esto es así porque las personas no pueden ser consideradas como entidades aisladas y opuestas a un mundo social concebido como una realidad externa. Los individuos se definen por sus relaciones sociales y la sociedad se reproduce y cambia a través de acciones individuales. Las identidades personales son formadas por identidades colectivas culturalmente definidas, pero éstas no pueden existir separadamente de los individuos.

Un aspecto importante involucrado en la identidad/alteridad es el elemento material, que Según William James, en la conciencia del “SELF” incluye el cuerpo y otras posesiones capaces de entregar al sujeto elementos vitales de auto-reconocimiento: “Es claro que entre lo que un hombre llama mí y lo que simplemente llama mío la línea divisoria es difícil de trazar… En el sentido más amplio posible… el sí mismo de un hombre es la suma total de todo lo que él puede llamar suyo, no sólo su cuerpo y sus poderes psíquicos, sino sus ropas y su casa, su mujer y sus niños, sus ancestros y amigos, su reputación y trabajos, su tierra v sus caballos, su yate y su cuenta bancaria”.

Esta misma idea la acuñó George Simmel en alguno de sus estudios de micro-sociología: “Toda propiedad significa una extensión de la personalidad; mi propiedad es lo que obedece a mi voluntad, es decir, aquello en lo cual mi Sí mismo se expresa y se realiza externamente. Y esto ocurre antes y más completamente que con ninguna otra cosa, con nuestro propio cuerpo, el cual, por esta razón, constituye nuestra primera e indiscutible propiedad”. Simmel sostenía que “la unidad del objeto que creamos y su ausencia influencian la correspondiente configuración de nuestra personalidad”. El Sí mismo es tan solidario con sus posesiones concretas que hasta “la entrega de valores, sea en intercambio, o como regalo, puede agrandar el sentimiento de relación personal con esa posesión” de hecho, esta relación se extiende hasta después de la muerte, identificando al objeto con la identidad, como es el caso de las obras de arte.
A veces, para definir lo que se considera propio se exageran las diferencias con los que están fuera y en estos casos, el proceso de diferenciación, se transforma en un proceso de abierta oposición y hostilidad al otro. Si bien la diferenciación es un proceso indispensable para la construcción de identidad, la oposición hostil al otro no lo es, y constituye un peligro de todo proceso identitario.

La falta de respeto determina las relaciones y miradas con los otros. La relación privativa mente-cuerpo está alterada, tanto en el “yo como en la alteridad”. La primera forma de falta de respeto es el abuso físico o amenaza a la integridad física, que afecta la confianza en sí mismo. La segunda, es la exclusión estructural y sistemática de una persona de la posesión de ciertos derechos, lo que daña el respeto de sí mismo. Y la tercera, es la devaluación cultural de ciertos modos de vida o creencias y su consideración como inferiores o deficientes, lo que impide al sujeto atribuir valor social o estima a sus habilidades y aportes.

La verdad no cabe en una sola conciencia sino que se genera con el diálogo de varias conciencias supone una innovación respecto al carácter discursivo unidireccional, impositivo y dominador de la retórica clásica y alumbra una construcción participativa, integradora, social, en la que cabe la diversidad, la multiplicidad de voces, el escenario ‘polifónico’, en la que muchos autores ven rasgos que anticipan las futuras derivas de los estudios culturales.

VIDEO-ARTE BODEGA CAN VIDALET. 2014

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=w4rl53DMrEY&w=560&h=315]

 

Newer Entries »

 
Back to top